¿Qué están comiendo los atletas en los Juegos Olímpicos de Rio?

Los Juegos Olímpicos acaban de dar comienzo en Río de Janeiro. Equipos de todo el mundo llegan a la Villa olímpica con nervios y con hambre de oro. De oro y de comida.

Y como no, comienzan la aventura olímpica con una caipirinha típica de Brasil para aderezar la comida y comenzar con buen pie.

Comida para los atletas

Para calmar el apetito de los miles de deportistas, el salón comedor es del tamaño de cuatro piscinas olímpicas y puede acomodar a 18.000 personas.

Pero ¿qué es lo que exactamente está saliendo de las cocinas olímpicas? La alimentación de los deportistas está subcontratada a una empresa de catering, aunque funcionarios de los Juegos Olímpicos y dietistas independientes aprueban el menú final que se va a degustar.

Crear un menú para el comedor olímpico puede ser tan duro como competir en los Juegos Olímpicos. Hay mucho en juego. Hay que tener en cuenta las necesidades culturales y religiosas de cada participante. Los atletas de países africanos comen de manera diferente que los atletas de Europa y Asia.

Hay que considerar diferentes dietas. Hay que tener opciones para las personas que son celiacas, vegetarianas, veganas, intolerantes a algún alimento, etc.

Y por supuesto, hay ciertas modalidades que tienen que tener suficientes hidratos de carbono y proteínas en su dieta. Y por último tienen que tener un buen sabor y una apariencia atrayente. Si los deportistas entran en el comedor y no ven nada que les guste, pueden que no se alimenten correctamente.

Hay que tener en cuenta las diferentes necesidades nutricionales del deportista. Los ciclistas y corredores de maratón, por ejemplo, necesitan comer muchos hidratos de carbono antes del evento.
Los luchadores, remeros y boxeadores, por el contrario, necesitan alimentos con menor contenido de energía como las verduras.

La empresa de catering empieza a preparar los menús con un año de antelación. En Río de Janeiro se suele comer comida típica de America del sur, y el menú se desarrolla a partir de ahí. Durante el evento, los dietistas se pasarán por el comedor para asegurarse de que el tamaño de las porciones son las adecuadas ver la información nutricional.

La pasta y la pizza son los 2 platos más populares y su puesto está siempre ocupado con deportistas de todos los países.
Incluso pueden conseguir opciones libres de gluten. El puesto de desayuno caliente es muy popular también. A muchos les encantan las gachas, unas con avena, otras con maíz molido y otras con arroz.

Lo ideal es buscar el equilibrio adecuado con todos los alimentos. Que no todos los postres sean altos en azúcar y grasas. Eso está bien para el atleta que necesita una gran cantidad de energía, pero también tiene que haber postres ligeros, como gelatinas y yogures bajo en grasas.

Por eso se requiere una gran atención al detalle. Como el yogur, por ejemplo. Hay que tener varias opciones diferentes, con sabores, natural, azucarado, de soja, con leche de cabra, entera, desnatada o griego, así hay casi 10 opciones solo de yogur.